«Terremotos glaciales» vistos por primera vez en Thwaites

This is an authorized translation of an Eos articleEsta es una traducción al español autorizada de un artículo de Eos.

This translation was made possible by a partnership with PlaneteandoEsta traducción fue posible gracias a una asociación con Planeteando. Traducción de Josué E. Esparza Escalante, editado por Alejandra Ramírez de los Santos.

Estos eventos sísmicos, provocados por los icebergs que se desprenden y chocan contra  Thwaites, revelan que el glaciar ha perdido parte de su plataforma flotante de hielo.

Fig. 1 Los icebergs que se desprenden del glaciar Thwaites de vez en cuando se vuelcan y lanzan olas sísmicas que viajan cientos de kilómetros. Crédito: David Vaughan, Encuesta Antártica Británica. Por Katherine Kornei, 17 de febrero de 2020

Los icebergs se desprenden de los glaciares todo el tiempo. Pero la mayoría no se dirigen hacia atrás, se vuelcan y envían ondas sísmicas que se propagan por miles de kilómetros.

Una nueva investigación informa que tales «terremotos glaciales» se han detectado por primera vez en el glaciar Thwaites de la Antártida. Estas observaciones confirman que la plataforma flotante de hielo de Thwaites se está degradando. Según los científicos, esas son malas noticias porque el glaciar ayuda a evitar que la capa de hielo antártica occidental fluya hacia el mar.

Volcamiento de icebergs

El glaciar Thwaites, aproximadamente del tamaño del estado de Florida, es una de las mayores fuentes de pérdida de hielo en la Antártida y es responsable de aproximadamente el 4% del aumento global del nivel del mar.

Con regularidad arroja icebergs a cientos de metros hacia el mar de Amundsen, pero algunos de estos trozos de hielo no solo se alejan, dijo J. Paul Winberry, geofísico de la Universidad Central de Washington en Ellensburg, quien dirigió el nuevo estudio. Gracias a su forma, se vuelcan. “Son más altos que anchos. Son muy pesados ​​y quieren voltearse”, dijo Winberry.

Durante varias decenas de segundos, estos icebergs ruedan hacia atrás y chocan con el nuevo borde de Thwaites. «Golpean el frente del glaciar», dijo Winberry.

Esas colisiones lanzan ondas sísmicas que pueden ser percibidas por detectores a cientos, e incluso, miles de kilómetros de distancia. El año pasado Winberry estaba revisando datos sísmicos y descubrió por casualidad dos de estas colisiones: «Tuvimos mucha suerte», dijo Winberry.

Al triangular las señales registradas por siete estaciones sísmicas repartidas por la Antártida Occidental, él y sus colegas determinaron que los eventos habían ocurrido en el frente de Thwaites.

Utilizando imágenes satelitales ópticas y de radar adquiridas a los pocos minutos de los eventos sísmicos, que tuvieron lugar el 8 de noviembre de 2018, el equipo confirmó que efectivamente se había producido el desprendimiento. Los investigadores contabilizaron cinco icebergs volcados, sus partes inferiores heladas estaban expuestas. (En las imágenes de radar, estos icebergs parecen oscuros: el hielo refleja las ondas de radio más imperfectamente que la nieve).


Fig.2 Escenarios del desprendimiento de icebergs en glaciares de marea rápida. Es probable que el desprendimiento impulsado por la flotabilidad produzca icebergs con pequeñas proporciones de ancho de altura que se volcarán contra la pared frontal. La fuerza de contacto generada del iceberg a la pared frontal es responsable de la producción de terremotos glaciales. Crédito: Sergeant et al., 2019, https://doi.org/10.1017/aog.2019.7 , CC BY 4.0

La sismología complementa las imágenes satelitales cuando estudian los glaciares, dijo Lucas Zoet, glaciólogo de la Universidad de Wisconsin–Madison, que no participa en la investigación. Los satélites pueden obtener imágenes de alta resolución, pero generalmente pasan por el mismo lugar en la Tierra cada determinado tiempo (en pocos días) o, en el mejor de los casos, en pocas horas, dijo Zoet. Los instrumentos sismológicos, por otro lado, siempre están escuchando. Eso es importante, dijo, porque «la parte realmente interesante podría suceder en un par de minutos».

Todo sobre las plataformas de hielo

 Estos terremotos glaciales arrojan luz sobre la geometría de Thwaites y, por lo tanto, su estabilidad futura.

Para que los icebergs se desprendan, deben ser más altos que anchos. Eso es común en Groenlandia porque la mayoría de los glaciares de ahí no contienen plataformas flotantes de hielo, dijo Winberry. «El borde de un glaciar está conectado a tierra o cerca de tocar el lecho de roca». Ese espesor de hielo se traduce en icebergs que son más altos que anchos, lo que los hace inestables en el agua.

Pero los glaciares antárticos tienden a tener plataformas de hielo flotantes, por lo que el siguiente iceberg suele ser más ancho que alto y, en consecuencia, no producen terremotos glaciales. ¡Thwaites parece ser una anomalía!

«Esta porción del glaciar Thwaites es distinta del resto de la Antártida, que ha perdido la mayor parte de su plataforma de hielo flotante», dijo Winberry. «Creemos que eso es lo que va a pasar con el resto de Thwaites en el futuro». Las plataformas de hielo, al colgarse literalmente en islas y crestas submarinas, ayudan a estabilizar los glaciares al actuar como soporte.

Temblores diminutos, también

Los datos sismológicos que analizaron Winberry y sus colegas revelaron no solo dos terremotos glaciales: también hubo más de 600 pequeños temblores en los 6 días previos al desprendimiento.

«Creemos que estamos escuchando el acelerado fallo del hielo antes de que se calme», ​​dijo Winberry.

Esa es una ventana importante sobre cómo está cambiando Thwaites, dijo. Estas observaciones pueden usarse para conocer más sobre los modelos de desprendimiento, sugieren Winberry y sus colegas.

Estos resultados fueron publicados el mes pasado en Geophysical Research Letters .

En el futuro, Winberry y su equipo planean hacer una búsqueda más sistemática de terremotos glaciales en Thwaites. Están interesados ​​en determinar posibles eventos desencadenantes que puedan provocar el desprendimiento, como grandes tormentas o hielo marino en movimiento.

—Katherine Kornei ( @KatherineKornei ), periodista científica independiente

Cita: Kornei, K. (2020), «Terremotos glaciales» vistos por primera vez en Thwaites, Eos, 101, https://doi.org/10.1029/2020EO140242 . Publicado el 17 de febrero de 2020.

Texto © 2020. Los autores. CC BY-NC-ND 3.0

Excepto donde se indique lo contrario, las imágenes están sujetas a derechos de autor. Se prohíbe cualquier reutilización sin el permiso expreso del propietario de los derechos de autor.

Deja un comentario