El ciclo sin fin

Atrapadas en el bucle
de creación y destrucción
anhelando, sin consuelo,
la final transformación.

¿Dónde inicia? ¿Dónde cesa?
¿Dónde encuentran su descanso?
si al calor de lo profundo
regresan con desencanto.

Cuando brotan, explosivas,
salen libres y salvajes;
su enfriamiento inevitable
formará nuevos linajes.

Años pasan y ellas sufren,
se desgastan hasta el alma
y sus restos se acumulan
creando bellas columnas.

Ninguna escapa de los procesos,
es su destino irremediable,
deciden contarnos la historia
deciden que sus fragmentos nos hablen.

Y así les pasa el tiempo,
cambiando constantemente;
se funden, se endurecen,
se despedazan pero no perecen.

Laura Itzel Cruz Téllez
-Poema del ciclo de las rocas
1 de las 10 Ganadoras del Concurso de Geopoemas. Encuentra un poema nuevo cada lunes.

Deja un comentario