Blog, Colaboradores, Reportajes

Expo: Producir conservando

México está en la lista de los países más ricos del mundo. ¿No me crees? Velo por ti mismo aquí. La riqueza depende del valor que le demos a las cosas, este puede ser desde económico, hasta cultural y biológico. Más allá de colocar el nombre de México en el top 5 de los países más megadiversos del mundo, la gran diversidad biocultural mexicana nos atañe la responsabilidad de mantenerla y conservarla mediante prácticas sustentables ¿Por qué? Porque tanto científicos, como pueblos indígenas, han demostrado que mediante la conservación de nuestros ecosistemas y sus servicios ambientales es como la especie humana podrá hacer frente a lo que posiblemente ha sido la mayor amenaza contra su supervivencia: El cambio climático.

La zona del sureste de México junto con Centroamérica es donde se concentra la mayor cantidad de la riqueza biocultural, y, sin embargo, es una región históricamente marginalizada y con altos niveles de pobreza. El aprovechamiento de los recursos de forma sustentable es entonces una vía no solo para enfrentar problemas de carácter global como el climático, sino también para que, a nivel regional, la población pueda beneficiarse económicamente.

biodiversidadycomunidadesSostenibles

La crisis político-económica de Centroamérica se ha cultivado bajo un modelo económico que apuesta por la explotación y uso desmesurado de los recursos naturales de la zona. Un claro ejemplo de las consecuencias de esta crisis, son los actuales flujos migratorios de centroamericanos hacia Norteamérica. Estas caravanas de migrantes han sido muy mediáticas por la forma en la que cruzaron la frontera con México, ya que las personas necesitamos tener papeles y ser legales para poder movilizarnos. A diferencia de los humanos, la naturaleza no se limita por las fronteras políticas; sin embargo, a pesar de que las especies de flora y fauna no necesitan de un pasaporte o visa, sí necesitan que sus hábitats no sean fragmentados.

La creciente expansión de las manchas urbanas, la proliferación de proyectos en nombre del “desarrollo“, así como la potenciación de la agricultura industrial han puesto en jaque la libre movilidad de especies. Por esta razón, los países centroamericanos se han unido en un esfuerzo por detener la fragmentación de hábitats. Este esfuerzo ha derivado en la creación del Corredor Biológico Mesoamericano (CBM) el cual no solo ha beneficiado a animales y plantas, sino también ha mejorado la calidad de vida de las comunidades de personas que ahí habitan, contribuyendo a que la migración sea opcional y no por necesidad.

reflexiona

A partir del 23 de noviembre de 2018, hasta el 3 de marzo de 2019, estará en Universum, Museo de las Ciencias de la UNAM, la exposición ‘Producir Conservando: Biodiversidad y Comunidades Sostenibles’. En esta exposición realizada por la CONABIO y resultado de muchos años de esfuerzo, podrás conocer varios proyectos a lo largo del CBM que producen sustentablemente productos como miel, cacao y café. La exposición no solo nos invita a reflexionar sobre el trabajo que se está llevando a cabo para preservar nuestra diversidad biocultural, sino también nos invita a participar como promotores y consumidores de este tipo de productos. Te invito a que asistas a la exposición, y te aseguro que te llenarás de ganas de conocer en persona estos lugares y agentes de cambio que, a través de sus prácticas agroecológicas, están contribuyendo a conservar los ecosistemas por el bien común.

En portada: Nicolás muy feliz visitando la exposición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s