Blog, Colaboradores, Video

Zombies en la vida real

Los zombies, también conocidos como muertos vivientes, son criaturas que consideramos ficticias pues las podemos ver en series de TV, en películas, en libros, en cómics, etc. ¿Pero qué sucedería si te digo que los zombies realmente existen y que además los podemos encontrar en la naturaleza?

En las series de televisión y películas una persona se convierte en zombie por culpa de un virus, pero en la naturaleza esto no es así, ya que son los parásitos los que se encargan de convertir a los animales en zombies.  Un parásito es un organismo que vive a costa de otra especie. Los parásitos pueden ser animales, vegetales, bacterias u hongos que se alimentan de otro organismo con el propósito de ampliar su capacidad de supervivencia.

Aquí te dejo tres ejemplos parásitos que trasforman a sus víctimas en muertos vivientes:

1.- Ophiocordyces unilateralis: Este es un hongo que ataca a las hormigas carpinteras. El hongo infesta por completo el cuerpo de la hormiga, afecta principalmente el sistema nervioso del insecto y lo obliga a caminar hacia la parte inferior de las plantas donde habita, hace que la hormiga se sujete de una hoja con sus pinzas para morir ahí. El hongo brota de la cabeza de la hormiga y libera sus esporas en busca de su siguiente víctima.

zombie ant

2.- Reclinervellus nielseni: Este parásito se trata de una avispa cuya víctima es la araña Cyclosa aergenteoalba originaria de Japón. La avispa hembra pica a la araña con la intención de depositar su huevo en el abdomen del arácnido. El huevo se desarrolla en larva y comienza a crecer haciendo pequeños agujeros en el cuerpo de la araña para salir en forma de larva, la cual continúa alimentándose de la araña. La larva obliga a la araña a tejer un tipo específico de red que le servirá como refugio para completar su metamorfosis hasta avispa. Una vez que la araña no es necesaria es arrojada fuera de la telaraña para morir.

Reclinervellus_nielseni

3.- Dinocampus coccinellae: Las catarinas son insectos adorables hasta que son convertidas en zombies por Dinocampus coccinellae, una avispa que deposita su huevo en el abdomen del pequeño insecto. Si bien este caso es similar al de Reclinervellus nielseni, la diferencia radica en que aquí la catarina es incluso el guardaespaldas del parásito que crece en su interior, pues las sustancias que alterar el sistema nervioso de la catarina la obligan a cuidar del parásito.

catarina

Son casos impresionantes, ¿verdad? ¿Te gustaría saber más a detalles sobre estos terribles parásitos y sus pobres víctimas? Entonces te invito a ver el siguiente vídeo:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s