Nausicaä del Valle del Viento (1984): El único «detox» que vale la pena

Había una vez una princesa….¿que salvaba trilobites gigantes y descubría la toxicología ambiental en su laboratorio casero?

Así es, la primer heroína del Estudio Ghibli sentó las bases de las ya clásicas películas con mensajes ambientalistas de Hayao Miyazaki; y en Planeteando de Película no nos podíamos perder la oportunidad de hablar de los problemas socioambientales en este mundo de esporas tóxicas, dioses guerreros y mares acidificados.

Deja un comentario